Campaña Carta de Mujeres en Guatemala

0
63

Carta de Mujeres es una Campaña que promueve a través de diversas estrategias la participación ciudadana y que convoca e invita a mujeres para que escriban y expresen en una carta anónima, vivencias propias de violencia o de otras mujeres de su entorno familiar y comunitario.

Al conocer la experiencia exitosa de Cartas de Mujeres impulsada por el Programa ComVoMujer en el Perú, motivó el interés para promoverla en Guatemala a través del Programa Fomento de la Seguridad Ciudadana Integral y Transformación de conflictos sociales –FOSIT-GIZ se adaptó el concepto original a la realidad guatemalteca.

La campaña se implementó durante el año 2015, en los municipios de Salamá y San Jerónimo en Baja Verapaz y en el municipio de Santa Cruz en Quiché. Se invitó a mujeres, hombres, jóvenes, niñas y niños, a escribir o dibujar testimonios de violencia y se promovió la reflexión sobre los diversos tipos de violencia que las mujeres experimentan a lo largo de su vida.

Manta vinílica colocada en la municipalidad de Santa Cruz del Quiché

En ambos departamentos la Cooperación Alemana por medio de sus sedes regionales coordino con la Comisiones departamentales y municipales de la mujer, Defensoría de la Mujer Indígena, Gobernación Departamental, el Centro de Salud, la Universidad de San Carlos y la Rafael Landívar, para que se colocaron buzones en el parque central de la localidad.

Se recolectaron 669 cartas en los dos departamentos. El 80% de ellas fueron recabadas en talleres y en eventos conmemorativos como el 8 de marzo día internacional de la mujer y el 25 de noviembre día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la mujer.

Realización de un taller a cargo de Procuraduría de DDHH, ICOS, Secretaría Presidencial de la Mujer y CERJUS. Santa Cruz, Quiche.

Para poder darle seguimiento a la denuncia se procesó cada una de las cartas recibidas por medio de la sistematización, y se identificó qué las principales violaciones son; psicológica, física, económica, discriminación por ser mujer e infidelidad, se conoció que aún hay mujeres que son víctimas de violencia.

Aún persiste el miedo de hablar, por lo que escribir la carta o dibujarla fue un acto liberador. Las cartas identificaron también la negación del acceso a la educación formal para niñas y mujeres como otra forma de violencia, porque muchas no saben leer y escribir, lo cual limita las posibilidades de desarrollo. Las cartas evidenciaron que la violencia contra las mujeres sucede en la niñez, adolescencia y juventud hasta la adultez. Que ocurre en el ámbito privado denominado violencia intrafamiliar y en el espacio público en forma de acoso callejero, sexual y laboral.

Instituciones participantes en el evento de la conmemoración del 8 de marzo, Santa Cruz, Quiche.

Qué se espera?

La GIZ/FOSIT dará continuidad por medio de apoyo técnico a las corporaciones municipales para que se formulen políticas públicas prevención de la violencia contra las mujeres, proteger a las niñas, continuar con la campaña e involucren a autoridades comunitarias ancestrales, en la prevención de la violencia, evitar la revictimización de las mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here