Transformación de Conflictos

La Transformación de los Conflictos Socioambientales representa un reto para el país, desde la firma de los Acuerdos de Paz (1996). La falta de un proceso adecuado de reconciliación (con “verdad, justicia y reparación”) y la continuidad de las causas estructurales de la conflictividad: desigualdad y exclusión social -sobre todo entre población indígena y rural-, así como la fragilidad e insuficiencia de la institucionalidad
estatal, se suman a la violencia, la corrupción y la impunidad.
Una gran parte de los compromisos democratizadores y transformadores contenidos en dichos Acuerdos de Paz, no se han implementado, lo que representa una deuda histórica -acumulada- del Estado y sectores económicos determinantes, hacia la población (indígena y rural mayormente).
La línea estratégica de Transformación de Conflictos Socioambientales se concentró en 4 áreas, desarrolladas a continuación:

  1. Análisis de la Conflictividad: La Sistematización de las Buenas Prácticas
    El fortalecimiento de capacidades en el análisis de conflictos y conflictividad social representa un factor básico para la transformación en ambos rubros. Dicho proceso de aprendizaje en el análisis se enfoca en la identificación de buenas prácticas en resolución de conflictos y una formación en sistematización de estas experiencias. 6 diferentes casos fueron seleccionados en procesos participativos para su análisis y sistematización. Se diseñaron cursos y diplomados, (Postgrado USAC para el manejo de conflictos dirigido a funcionarios de la SAA) a nivel nacional y departamental, para fortalecer conocimientos y capacidades de sus instituciones.
  2. Monitoreo de la Conflictividad: Plataformas y Redes de la Sociedad Civil
    La creación de plataformas y redes, entre liderazgos de sociedad civil y representantes estatales -a nivel local-, constituye un elemento clave para la transformación de conflictos y conflictividad socioambiental.
    Las diferentes perspectivas de los actores (sociedad civil, instituciones estatales, sector privado) en el análisis y la atención con transformación de la conflictividad, permite la identificación de estrategias constructivas, incluyentes y participativas. Esas plataformas y redes locales ofrecen, además, espacios de comunicación y coordinación, presentes
    y futuros, entre los diferentes actores implicados.
    El programa FOSIT apoyó especialmente a la Red Quiché y a la Coordinadora Multisectorial de Tierras (CM Tierras) en Alta Verapaz. Promoviendo siempre el análisis y el monitoreo de los conflictos departamentales, así como el intercambio y la participación de sociedad civil (Encuentros Nacionales de Operadores de Diálogo).
  3. Un nuevo modelo de atención a la conflictividad: Estrategias Departamentales para la Transformación de Conflictos -EDAC-
    La construcción de EDAC fue planteada con el objetivo de coordinar y atender la conflictividad de una forma más innovadora y transformadora: atendiendo las causas estructurales y no tanto los fenómenos y las situaciones conflictuales ocasionales. El abordaje tradicional de los conflictos en el país es de atención de emergencias, por lo que se pretende avanzar hacia una atención preventiva, sistemática y sistémica, enfocada a la gobernanza democrática y al desarrollo sostenible (transformación social y democracia).
    Se pretende desarrollar las estrategias desde lo local por medio de las estructuras propias del Sistema Nacional de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural (SISCODE), con énfasis en los de ámbito departamental y municipal, y con el debido liderazgo de sus autoridades correspondientes (gobernadores/as y alcaldes). La implementación de estas estrategias exige, al mismo tiempo, una coordinación interinstitucional e intersectorial sólida y efectiva, con un firme impulso desde las autoridades nacionales.
    Las Estrategias Departamentales de Atención y Transformación de Conflictividad representan una innovación en la articulación de diferentes esfuerzos por parte del Estado, sociedad civil y sector privado. En un proceso colaborativo de análisis de contexto y construcción de una ruta de respuestas locales a las causas estructurales de la conflictividad social que pueden resumirse en diferentes ámbitos temáticos, como por ejemplo agua, tierra y territorios; bosque; minería; hidroeléctricas o servicios públicos esenciales. Hasta ahora, la Comisión Presidencial de Diálogo (CPD) con el apoyo del programa FOSIT, lideró la elaboración de 9 EDAC y 1 Política Departamental.
  4. El diálogo y la resolución de conflictos: metodologías y capacitaciones
    En Guatemala existe un alto índice de conflictividad social, con mucha desconfianza mutua entre los diferentes sectores (sociedad civil/Estado/sector privado); por ello, los desafíos consisten en crear más confianza, construir mecanismos y metodologías participativas e incluyentes, a través de procesos de negociaciones constructivas entre los diferentes actores relacionados con los conflictos.

    • La construcción de una metodología de Diálogo Intercultural
    • Enfoques de diálogo desde del sector privado: El Diálogo Sostenible
    • Diálogos Estratégicos: La Gobernabilidad de Agua